Archivos para las entradas con etiqueta: yo

Bueno, llegó el día D. Después de marear la perdiz los últimos días, creo que ya tengo suficientemente afinado mi nuevo blog como para presentároslo.

Se trata de “Civilization – Blog”, un blog donde iré expresándome, opinando, criticando y gozando si puedo junto a otros locos adictos a la saga de Sid Meier sobre el mejor juego de estrategia por turnos de la Historia (por lo menos con el que yo más he disfrutado): Civilization.

En cierto modo es una evolución natural de mi esencia bloguera: tengo un blog generalista a más no poder, “De todo un poco”, otro blog, más centrado y con un estilo muy definido, pero que por su propia idiosincrasia toca también multitud de temas, éste, y ahora creo uno que aún no tiene demasiado marcado su estilo (es joven y por tanto tiene un futuro flexible y dinámico), pero que sólo tiene un tema principal, sobre el que me basto y me sobro para crear variaciones 😉

Como ya dije en la serie de artículos que terminé ayer, está montado en WordPress.com (así que no controlo el servidor, lo cual limita algunas posibilidades), y, tenedlo claro, todos estais invitados a participar, así como a descubrir el juego.

Anuncios

    Al fin, la nueva criatura emerge de los sueños de su creador, toma forma y abre los ojos a las mentes que la escrutarán, espero que con fruición, deseo que con frecuencia, y me gustaría que con críticas constructivas.

    En este primer artículo sólo habrá una breve declaración de intenciones, y la presentación en sociedad del autor y su nuevo engendro, al que dará forma con casi la misma atención que recibe su hermano mayor.

    Empezando por el burro, para que no se espante, diré quién soy, al menos en la blogosfera.

   En esa barriada apartada de los quehaceres cotidianos de la mayoría de los usuarios de internet, hace ya algo menos de dos años que se hizo un terrenito José Gregorio del Sol Cobos, traspasando su identidad como Makgregory desde el mundo real, al cibermundo. Desde entonces han ocurrido y he escrito tantas cosas, que Makgregory suele firmar ahora como "M@k, el Buscaimposibles".

    Ese terreno, como no podía ser menos en estos tiempos que corren, alberga ahora algo que a mí me parece una mansión, como no podía ser de otra forma el lugar donde mejor se asientan mis ideas, que para algo las produzco yo. Y ha llamado lo suficientemente la atención como para que hasta mi bloque empiecen a construirse caminos de tierra que traen a viejos amigos de mundos fantásticos anteriores, carreteras por donde circulan en sueños de desarrollo humano algunos visitantes de otros mundos más solidarios, y auténticas autovías sin peaje para los mejores constructores de redes y de formas de aprendizaje del mundo actual en el que mejor me encuentro últimamente.

  Y quizás alguna vez, desde las alturas de su intelecto me visite ocasionalmente algún auténtico sabio de la blogsfera. Eso tal vez sea sólo un sueño…

    Pues bien, eso, como blogger, soy yo. Para conocerme más profundamente, amable lector / a, tienes dos opciones no excluyentes: visitarme en persona, o revisar pacientemente los más de quinientos artículos que forman el cuerpo ya crecidito del hermano mayor de este blog.

    ¿Y de qué va a ir este adosado que empiezo a construir hoy mismo? Creo que el propio título es bastante expresivo: voy a escribir de los blogs que me encuentre en mis paseos por este barrio tan salvajemente fructífero. Mi deseo sería que me ayudasen sus propios autores, y por ello es posible que en breve recibas, amable visitante, un correo electrónico con unas cuantas preguntas, que si amablemente respondes, me ayudarán enormemente a construir un artículo sobre tu blog. Y si eres conocid@ por mí y aún no has recibido ese email, no desesperes ni me maldigas, espera un breve tiempo, porque conozco muchos blogs, y si sigo así pégame un martillazo (imaginario, por favor) para que recuerde la infamia y construya sobre ti y tu blog el mejor post jamás escrito ;-}

    Quizás correspondiera ahora empezar ya con la primera revisión, pero no son horas. Déjame que sueñe con las perspectivas de esta nueva aventura…

    Hasta pronto,

M@k, el Buscaimposibles