Estimado ente lector ahí delante, muchas gracias por detener tu vagabundeo digital para leer este texto que, a modo de epitafio, pone  punto final a la aventura bloguera que más placer me ha dado en los seis años que llevo escribiendo para el público indeterminado como tú.

Hoy hace seis años del comienzo de mis andanzas regulares por la red de redes, y poco más de cuatro años desde que di comienzo a esta bitácora. En el intervalo, había ido conociendo gente genial con blogs geniales, y me dije que el mundo se merecía conocerlos y que sería divertido convocarles uno a uno a responder a algunas preguntas. He de decir que los posts aquí escritos son los más satisfactorios de los en torno a tres mil que he escrito entre mis distintas bitácoras, algunas ya extintas o abandonadas.

Y tengo la satisfacción íntima de que quizás el 90 % de los invitados respondieron y me reenviaron sus respuestas. Son los que elevan este post, este blog entero. Nunca podré agradecerles lo suficiente su colaboración.

Pero de un tiempo a esta parte, mi blogosfera particular, mis contactos con blog, se han mantenido estables, y mis propias ganas de bloguear y las fuerzas y el tiempo para hacerlo, han dismnuido. Debo admitir también que algunas personas en quien había depositado la confianza para que vinieran a compartir sus respuestas no han terminado de ver qué de bueno les podía venir de ello, y el último año ha sido un tanto desilusionante,como se puede apreciar por el escaso número de posts. Ante esas negativas nunca expresadas (que es lo que en realidad me duele), podría haber mantenido artificialmente el blog con reflexiones propias y posts fuera de tema, pero la bitácora “Blog de Blogs” habría dejado de ser, y pasaría a ser sólo una máscara sin nada debajo. Por lo tanto, he decidido cerrarla. Desde hoy no habrá más posts, ni aceptaré más comentarios. Quedará así configurada como una obra finita, terminada, concreta y colectiva.

Sin embargo, me gustaría aprovechar el trabajo ya hecho, y espero comenzar dentro de poco a escribir un libro sobre mi propia visión de la blogosfera los últimos años, en que me serviré de las entrevistas aquí contenidas. Pido permiso a todos los entrevistados en este mismo post, e intentaré hacerlo uno por uno. Quien no quiera aparecer en ese libro sólo tiene que escribirme a mi dirección más común, que en la mayoría de los casos es la que utilicé para enviar las preguntas.

Así pues, adiós.

Mak / M@k el Buscaimposibles / José Gregorio del Sol Cobos

Anuncios